En el Barcelona FC arrancaron los rumores acerca de la posibilidad, otra vez, de contar con los servicios del delantero francés Antoine Griezmann, por un lado por la debacle del Atlético de Madrid y por otro por la necesidad próxima de un sustituto a Luis Suárez.

Sin embargo el rechazo en la comunidad blaugrana es casi unánime por el desplante de última hora en la temporada de fichajes del verano pasado.

En paralelo ha surgido con fuerza el nombre del serbio Luka Jovic por quien se decantaría una buena parte de la directiva, tanto por su precio (bastante inferior al de Griezmann), como por lo que piensan podría adaptarse en la entidad catalana.

La edad del francés, 28 años, tampoco lo hace tan apetecible, a diferencia de los 21 de Jovic que sumado a sus 22 goles en esta temporada (15 solamente en la Bundesliga) le abriría las puertas para la secretaría técnica del Barca.

Competencia tendrá el Barcelona en su interés, porque el Jovic juega en Alemania pero sigue siendo ficha del Benfica. Sin embargo el Eintracht ejercería su opción de compra este mismo mes aunque el Rel Madrid también le ha puesto el ojo.