Cristiano Ronaldo y la Juventus no quieren arriesgar. Saben que hacerlo jugar con molestias o sin recuperarlo al 100% podría desencadenar en un daño mayor.

En vez de perder un partido, podría perderse dos meses. Pero para volver pronto CR7 se rehabilita con sumo cuidado incluyendo una rutina de piscina todos los días.

La lesión es en el muslo derecho, en los flexores, y por ello ha acudido a la Unidad de Medicina Regenerativa de la Clínica Corachán en Barcelona.

Desde allí compartió en sus redes sociales un vídeo donde se le ve trabajando con pesas dentro de la pileta.

View this post on Instagram

Working hard on my recovery💪🏽

A post shared by Cristiano Ronaldo (@cristiano) on