La Juventus logró un fulminante 3-0 sobre el Atlético de Madrid en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League.

El 2-0 de la ida parecía que sería lo necesario para los de Diego Simeone, pero un hat-trick del portugués Cristiano Ronaldo desató la locura en Turín y le brindó el pase a cuartos de final al conjunto italiano.