El siglo 21 nos trajo dos extraordinarios jugadores fuera de lote, pero también nos trajo plataformas de marketing que antes no se tuvieron a la mano.

¿Es realmente viable una comparación entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo?. ¿Es una estrategia de mercadeo para elevar aún más lo llamativo de los récords de ambos y lucrarse a partir de ahí?

¿Es Cristiano Ronaldo mejor que Leo Messi? No. Y aquí podría acabar el artículo.

Quienes afirman la superioridad de CR7 se apoyan en la “únicas” dos tesis que parece les quedan: 1- Aparece en los partidos importantes, 2- Ha ganado más Champions.

Además, quienes defienden como si el honor se les fuera en ello, la tesis de que Messi solo destaca en el Barcelona porque el equipo juega para él, insisten en disminuir los logros el argentino por no haber ganado una copa del mundo. ¿Y es que Cristiano ha llegado lejos con Portugal en algún Mundial?

Si bien es cierto la Argentina de Messi ha llegado a dos finales de Mundial y tres finales de Copa América sin ganarlas, Portugal ha conseguido en este mismo período solamente una final de Eurocopa ganándola.

Y aunque Cristiano fue parte de esa plantilla es justo también destacar que protagonista no fue. Marcó tres goles en el torneo y en la final se tuvo que retirar lesionado. Se escondió llorando (comprensible) en el vestuario y solo regresó al borde de la cancha cuando sus compañeros voltearon el partido.

De resto Portugal no ha figurado en mundiales y la relación Argentina vs Portugal como selecciones no aportan mucha diferencia a la hora de analizarlos a ambos.

Desarmemos tesis sin apasionamientos.

Los títulos colectivos no pueden definir a un jugador de manera absoluta, porque justamente son eso, títulos colectivos y no individuales.

  • Champions League: 4 Leo Messi, 5 Cristiano Ronaldo (1 con Manchester United)
  • Títulos de Liga: 9 Leo Messi, 5 Cristiano Ronaldo (2 con el Madrid, 3 con el Manchester)
  • Mundial de Clubes: 3 Leo Messi, 4 Cristiano Ronaldo (1 con el Manchester)

¿Un título de Champions o de Mundial de Clubes hacen real diferencia?. ¿Las Ligas no?

En total Cristiano Ronaldo acumula 26 títulos con equipos, mientras que Leo Messi suma 32 con el Barcelona.

Entonces, al entrar en comparaciones directas entre dos individualidades, se debería dirigir la mirada a precisamente su individualidad.

Resulta que en esa área el portugués, a diferencia de lo que creen algunos, no sale tan bien parado frente al suramericano.

Cristiano Ronaldo es un superdotado goleador, su mejor y más evidente faceta. Nadie puede dudar de ello. Pero justamente en ese aparte Leo Messi lo supera en promedio de goles por partido.

En enero de 2019, Cristiano, con tres años más que Messi, tiene solo 26 goles más que el argentino. Al momento de este artículo CR7 acumula 19 goles mientras Leo suma 29, y 4 vs 8 en Champions respectivamente. Es decir la brecha de la estadística a continuación ya es más estrecha.

Total de goles:

  • Cristiano Ronaldo 682 goles en 951 partidos (promedio 0.71)
  • Leo Messi 646 goles en 793 partidos (0.81)

Es decir, incluso en la mejor faceta, la principal y casi única del portugués, el argentino lo supera en promedio y en poco tiempo, de continuar la curva evolutiva de las estadísticas, lo superará en números totales. Solo el retiro prematuro de Messi puede salvar el récord de Cristiano.

Si nos vamos a otros aspectos de juego, que es donde puede estar la gran diferencia entre las peras y las manzanas, Cristiano Ronaldo no es figura, mientras Leo Messi lo es y con diferencia.

Leo Messi suele encabezar el ranking en asistencias, crea juego, abre espacios, arrastra marca, distrae, genera fútbol para sus compañeros, se asocia y como si fuera poco su efectividad también marca diferencia.

Mientras Messi es un jugador total, que puede fácilmente destacar en cualquier posición de ataque desde el mediocampo en adelante, Cristiano Ronaldo solamente es un jugador de área, un killer siempre peligroso.

Y no se trata de llegar a la demagoga conclusión de “hay que disfrutar a los dos y ya basta de compararlos” cuando los argumentos a favor de CR7 se quedan cortos. El error es intentar comparar a un gran delantero goleador con un jugador total que maneja muchas más facetas de juego, que ha retrasado su posición con los años otorgándole más juego de conjunto a su accionar sin disminuir su capacidad goleadora.

El error es caer en el poder del marketing y por afición leer a ciegas al periodismo con bufanda que poco aporta al análisis pero si a la polémica para buscar clics, seguidores y reconocimiento fatuo.

Muy meritorio que ambos mantengan su calidad y prestigio por tantos años, pero lamentablemente para Cristiano Ronaldo le tocó jugar en la era de Lionel Messi.

Por más manzana que le digan a una pera, una manzana jamás será una pera.