Florentino articula sus redes para obtener la venta del belga Eden Hazard este próximo verano. Zidane ha vuelto y con él se deben venir los cambios que no se han hecho en la plantilla del Real Madrid.

Y una de las perlas que ha tenido entre ceja y ceja Florentino es Hazard, a quién ya ha “tocado” sin conseguir el consentimiento del Chelsea, aunque el jugador ha reconocido que le gustaría fichar algún día por el merengue.

Ahora un nuevo encuentro cordial entre las directivas del Madrid y el Chelsea por el partido del 23 de junio entre las leyendas de ambos clubes, ha servido para acercar intenciones con Hazard.

Al Chelsea no le ha gustado el contacto con Hazard, temen su partida en medio de la suspensión de fichar que tienen por dos temporadas, mientras que en paralelo tendrían una última oportunidad de sacar algo por su ficha a menos que renueve. Le quedaría un año de contrato.

El diario The Sun afirmaría que sobre la mesa el Real Madrid ha colocado 82 millones de euros, números que no harían dudar al Chelsea, conocido por su poder económico y por su oposición absoluta a dejarlo ir.

Al margen de los encuentros formales, los negociadores del Madrid han estado y continúan tocando esa puerta con el objetivo de vestir de blanco al mejor jugador de la selección de Bélgica que ya cumple 28 años y podría ser también para él su último autobús.